Publicado sobre: Vie, May 31st, 2019

“Tuvimos sexo grupal, pero no la matamos”: la confesión del magnate de las criptomonedas involucrado en la muerte de la modelo holandesa

Alex Johnson y su esposa abandonaron su vida en Kuala Lumpur tras el incidente de 2007 en el que Ivana Smit cayó desde su balcón. Por primera vez, habló del tema desde su casa en Miami

Los detalles de lo que ocurrió la noche del 7 de diciembre de 2017 en el apartamento de Kuala Lumpur en el que vivían el magnate de las criptomonedas Alex Johnson y su esposa Luna siguen siendo un misterio. Lo cierto es que el cuerpo desnudo de la modelo holandesa Ivana Smit fue encontrado sin vida 14 pisos debajo de su balcón a la mañana siguiente.

Johnson y Luna fueron arrestados por la policía malaya, su pequeña hija de seis años tuvo que quedarse algún tiempo al cuidado de su niñera. Pero los análisis de alcoholemia y de uso de drogas dieron negativos y los interrogatorios tampoco arrojaron mayores pistas. La policía estableció como hipótesis más probable que Smith murió accidentalmente al caer del balcón.

Dos semanas después, los Johnson fueron liberados. Lograron dejar Malasia rumbo a Singapur sin siquiera presentarse como testigos ante la Justicia para aportar información y de allí regresaron a Estados Unidos, donde vivieron en diferentes casas de Georgia y la Florida durante el último año y medio.

Pero los análisis en el cuerpo de Ivana sugieren otra cosa. Había consumido alcohol, drogas y PMMA, una anfetamina que algunas veces es vendida como éxtasis. Nuevos análisis realizados por su familia en Holanda descubrieron contusiones en sus brazos y cabeza que sugieren que Ivana fue sostenida por alguien antes de que cayera del balcón.

Los Johnson, se supo después de la tragedia, mantenían usualmente tríos sexuales y relaciones swinger con otras parejas. Pero ellos nunca hablaron de la muerte de la joven modelo holandesa. Hasta ahora.

“Ivana era nuestra amiga y ambos teníamos una relación con ella. Ella vino con nosotros por su propia voluntad esa noche. Hubiera querido tener más tiempo para conocerla. Perdí a una amiga”, dijo Luna , de 32 años, en declaraciones al diario Daily Mail.

Compartimos la compañía de otras mujeres durante nuestro matrimonio“, agregó su marido. “Pero no tenemos nada que ver con su muerte“.

“Me importa un carajo lo que cualquiera pueda pensar. Estamos hartos de esto que lleva un año y medio persiguiéndonos. Perdimos todo y empezamos de nuevo. Ya no me importa”, agregó Alex Johnson.

La pesadilla para la pareja comenzó luego de que salieran a beber en un bar de Bangsar, a unos 20 kilómetros de la capital malaya. Las cámaras de seguridad del bar revelaron que cerca de las 5 de la mañana, Johnson salió cargando  a Ivana en sus brazos, con su esposa siguiéndolo algunos pasos detrás.

La siguiente imagen la capturó otra cámara de seguridad, la del edificio donde vivían los Johnson, y muestra al trío subiendo al ascensor.

A las 7.25 de la mañana, Ivana envió desde su teléfono a su novio una selfie que se sacó junto a Luna.

La policía cree que alrededor de las 10 de la mañana, la modelo cayó desde el balcón del piso 20 hasta un techo que había en el sexto piso. Alex y Luna aseguran que a esa hora estaban durmiendo y no saben cómo ocurrió todo. El cuerpo de Ivana fue encontrado a las 3 de la tarde.

Johnson había hecho fortuna comerciando con bitcoins y era el fundador de Everus World, una exitosa compañía de criptomonedas en Malasia. Pero el negocio se desplomó después del escándalo.

Ahora, contó Johnson, tiene una nueva empresa en la que negocia botcoins en los mercados de Malasia, Singapur e Indonesia desde su apartamento de Miami.

Mas sobre el autor