Publicado sobre: Mar, May 7th, 2019

Tras reñida elección, Panamá mantiene tradición política

Tras una noche de tensión en la que los resultados preliminares caían a cuentagotas sin que se permitiera dar a un vencedor definitivo con la rapidez de comicios previos, Panamá despertó el lunes con un virtual presidente electo que apenas superó el 33% de los votos y mantendría al país centroamericano en la ruta del tradicionalismo político.

Laurentino Cortizo fue declarado triunfador de los comicios por el Tribunal Electoral al considerar que –aunque mínima– había una tendencia irreversible. Por su parte Rómulo Roux, su principal contrincante, reconoció la tarde del lunes el triunfo de su adversario en un mensaje ante la prensa. La noche anterior, se había negado a aceptarlo y había denunciado presuntas irregularidades en los comicios.

“Vamos a aceptar los resultados extraoficilaes”, dijo Roux en un cambio de postura.

“Estos resultados electorales mandan al país un mensaje claro y alto de que casi el 70% de los panameños votaron en contra del candidato proclamado y casi un tercio optaron por la propuesta del CD”, dijo en referencia a su partido Cambio Democrático. “Espero que tenga una gestión exitosa y que eso pueda traducirse en el progreso que necesita Panamá”.

La Junta Nacional de Escrutinios, que hace el recuento oficial de todas las actas, entregaría las credenciales a Cortizo el jueves, se informó.

Con más del 97% de las mesas escrutadas, Cortizo –opositor y empresario ganadero de 66 años– lograba 33,2% de los votos mientras que Roux –también opositor y hombre de negocios de 54 años– se mantenía con 31%. Tras ellos quedaba el independiente Ricardo Lomana, quien aseguró que el respaldo recibido en las urnas representó un triunfo que lo obliga a seguir trabajando para el futuro.

Cortizo compitió al frente del Partido Revolucionario Democrático (PRD) y Roux lo hizo en nombre de Cambio Democrático (CD), la agrupación política del expresidente Ricardo Martinelli.

El duelo entre ambos candidatos sorprendió en medio de un electorado cansado por los escándalos de corrupción y del estatus quo político.

“Cortizo y Roux se enfocaron en los dos temas que dominan la agenda política en Panamá”, apuntó el analista Michael Shifter, de Diálogo Interamericano, en alusión a los escándalos y a la desaceleración que afecta a la economía que tuvo mayor crecimiento en América Latina la última década.

Cortizo efectivamente hizo del tema del combate a la corrupción uno de los asuntos clave de su campaña y lo recalcó ante sus seguidores poco después de que los magistrados lo llamaran para comunicarle su victoria virtual, que aún deberá ser ratificada por el Tribunal Electoral. A pesar de ello, Cortizo recibió llamadas telefónicas de otros candidatos que reconocieron su ventaja, del presidente Varela y de algunos líderes centroamericanos que lo felicitaron.

“Vamos a hacer sin robar”, insistió en medio de un panorama en el país ensombrecido por el escándalo internacional de los Papeles de Panamá, el uso irregular de dineros del erario público y de los sobornos entregados por la brasileña Odebrecht.

Mas sobre el autor