Publicado sobre: Jue, Abr 25th, 2019

Rusia alerta de surgimiento de EIIL y Al-Qaeda en Latinoamérica

El jefe adjunto del Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en ruso), el vicealmirante Ígor Kostiukov, ha alertado este jueves que la región es testigo de actos de violencia vinculados a varios grupos terroristas, entre ellos Daesh y Al-Qaeda.

Durante un discurso ante la VIII Conferencia de Seguridad Internacional de Moscú (capital rusa), Kostiukov ha dicho que en América Latina hay campos de entrenamiento de extremistas afines a Daesh y Al-Qaeda que están operando en la América Latina.

Kostiukov ha asegurado que los campos de entrenamiento y de refugio de terroristas representan “un nuevo factor de riesgo” para la región.

Según el alto cargo ruso, células implicadas con dichos grupos terroristas “reclutan a militantes para engrosar sus filas en el Oriente Medio y en el norte de África, recaudan fondos necesarios para sus actividades y promueven la ideología extremista” en América Latina.

Anteriormente, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia había advertido que Daesh estaba intensificando sus esfuerzos para crear “posiciones de reserva” en diferentes regiones del mundo, incluida América Latina.

“Existe el riesgo de que aparezcan campos de entrenamiento de terroristas y sus bases de recreación en el territorio de los países de América Latina y el Caribe, así como de que se establezcan vínculos entre los terroristas y sindicatos criminales y narcotraficantes locales”, anunció en mayo de 2018 el director adjunto del Departamento de Nuevos Desafíos y Amenazas de la Cancillería rusa, Dmitri Feoktístov.

Daesh que en su día había amenazado a altas autoridades y países latinoamericanos, entre ellos Brasil, ha puesto sus ojos en esta región donde busca extender sus garras.

Como otra muestra de la expansión de su influencia en América Latina se puede mencionar la detención de personas allegadas a este grupo que intentaban promover en 2016 “acciones terroristas” durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

En un vídeo emitido en noviembre de 2015, esta banda ultraviolenta que ha perpetrado crímenes de lesa humanidad en Irak y Siria, incluyó por primera vez a un país latinoamericano (México) entre sus objetivos.