Publicado sobre: Mar, Abr 30th, 2019

Riad quiso sobornar a Abás para que aceptase acuerdo del siglo

Así lo ha informado este martes el diario libanés Al-Akhbar, citando un documento fechado en enero de 2018, que desvela una conversación secreta entre Abás y el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, durante una visita del líder palestino a Riad, la capital saudí.

El reporte habla de los esfuerzos encubiertos de la monarquía saudí para convencer, aunque con presiones, al Gobierno palestino y a otros países árabes para que acepten el supuesto plan de paz ideado por EE.UU. e Israel, conocido, más bien, como el “acuerdo del siglo”.

De acuerdo con el texto, Bin Salman le preguntó a Abás cuál era el presupuesto anual de su Gobierno. “Te daré 10 000 millones de dólares durante 10 años si aceptas el trato”; no obstante, el líder palestino declinó la propuesta, pues consideró que la misma acabaría con su vida política.

“Se han ofrecido 10 000 millones de dólares para mejorar la situación interna en Cisjordania, organizar el estatus de los refugiados (palestinos) y reubicarlos”, conforme recoge el rotativo, que ha agregado, además, que Riad también prometió brindarle a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) “un apoyo financiero y político ilimitado” después de que respaldase la iniciativa estadounidense.

Abás, sin embargo, le explicó a Bin Salman que “no podría hacer concesiones respecto a los asentamientos, la solución de dos Estados y Al-Quds (Jerusalén)”, y que su Gobierno estaba seguro de que EE.UU. “no haría ninguna propuesta (escrita) seria en su oferta”.

Desde un principio, las autoridades palestinas han denunciado la iniciativa, tachándola de “bofetada del siglo” y de una intriga israelí-estadounidense para destruir el proyecto nacional palestino.

De acuerdo con diversos informes, el plan niega, de hecho, el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados tras la formación del régimen israelí en 1948, entre otras medidas prosionistas, mientras que ni siquiera contempla que haya un Estado palestino separado y soberano.

Los palestinos rechazan actualmente a Washington como mediador, pues consideran que el presidente estadounidense, Donald Trump, no es parcial, al contrario, es proisraelí, como evidencia el hecho de que reconociera a la ciudad palestina de Al-Quds como la capital israelí a pesar del rechazo y las advertencias a nivel internacional al respecto.