Publicado sobre: Jue, Mar 25th, 2021

Policía Nacional junto al MP asestan duro golpe contra estructura criminal dedicada a cometer delitos contra la salud y lavado de activos

Tras un arduo y constante trabajo de inteligencia desarrollado por nuestra División de Investigación de Lavado y Terrorismo, del DICRIM, relacionada con una red criminal, fue ejecutada una orden de allanamiento emitida por un tribunal en contra del italiano Carlos Ferraris, quien se encuentra bajo investigación por violentar la Ley General de Salud No. 42-01, por adulteración de productos para usos médicos (esterilizadores).

También, es señalado como parte de un entramado societario que envuelven unas 29 empresas que éste creaba para venderla a miembros de estructuras criminales con procesos penales por terrorismo y lavado en países como Italia y Canadá.

Este martes 23 de marzo miembros de la citada división policial, debidamente acompañados del Ministerio Público, adscrito a la Procuraduría Especializada Anti lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, realizaron tres allanamientos, uno de ellos en la residencia de Ferraris, en el Distrito Nacional, donde se le ocuparon dinero en dólares, euros, pesos dominicanos, libras esterlinas, además de prendas preciosas y un vehículo.

También fueron ocupados varios documentos para fines de análisis, equipos electrónicos entre ellos dos laptops y un Ipad, cámaras fotográficas, títulos de propiedad, contratos de ventas de vehículos, actos de ventas de propiedad, recibos de pago, entre otros.

Luego se realizó otro allanamiento a la empresa Intalfarm, ubicado en el sector La Isabelita, Santo Domingo Este, donde se encontraban decenas de productos vencidos desde el año 2008, entre ellos Purissima y Sterilmax, siendo aprovechado por Ferraris para hacer dinero durante la crisis sanitaria producto de la pandemia, ofertando mercancía caducada, cuyos componentes no cumplían con las normas de salud.

Los productos vencidos, fueron promocionados y enviados a países como Panamá y Costa Rica, mientras que en el territorio dominicano eran vendidos a una gran cantidad de personas en reconocidos supermercados.

Mas sobre el autor