Publicado sobre: Lun, Sep 30th, 2019

Muerte de una argentina en Punta Cana: la autopsia confirmó que Melina Caputo fue electrocutada

La familia, que siempre sostuvo esa hipótesis, dice que el fiscal del caso no hace nada. La respuesta del hotel.

 “Hacemos constar que le fue practicada la necropsia al cadáver de María Melina Caputo Flores (…) Dicho cadáver tuvo como diagnóstico preliminar de causa de muerte electrocución“, dice el acta emitida por el Instituto Nacional de Patología que depende del Ministerio de Salud Pública de República Dominicana, según documentos que la familia Caputo Flores difundió.
Melina Caputo murió el 16 de agosto en el hotel Be Live Collection Canoa de Bayahíbe, a unos cincuenta kilómetros de Punta Cana, en República Dominicana: tenía 17 años. Según había denunciado su familia en ese momento, Melina recibió una descarga eléctrica que resultó fatal mientras subía las escaleras para salir del mar a un muelle de madera del hotel.
Cuando se conoció la noticia, Miguel Ángel Uriondo, director de Comunicación Corporativa del grupo Globalia, al que pertenece la cadena hotelera Be Live, dijo que, al momento de retirar el cuerpo de Melina de sus instalaciones, “las autoridades constataron que no había cableado al descubierto ni ningún elemento que podría causar una descarga eléctrica cerca de la escalera”.
Este domingo la familia de la adolescente sanjuanina dio a conocer también el Certificado de Defunción emitido por el Ministerio de Salud Pública del país caribeño, en el que constan como causa de defunción “edema pulmonar, shock cardiogénico, fibrilación ventricular, electrocución“. Un extracto de ese acta emitido por la Dirección Nacional de Registro del Estado Civil de República Dominicana también enumera esas causas de muerte.
“Mi cuñado recibió toda la documentación cuando las autoridades dominicanas finalmente permitieron repatriar el cuerpito de mi sobrina, algo que demoró una semana después de su fallecimiento”, explica desde San Juan Mauricio Flores, tío materno de Melina.

“En ese momento el fiscal le dijo a mi cuñado que no había ni carátula, ni imputados, ni número de causa, nada. Yo volví a comunicarme con él la semana pasada y dice que aún no hay nada: si no hay carátula, si no imputan a nadie, no puede haber causa penal”, describe Flores.

Mas sobre el autor