Publicado sobre: Jue, Ene 16th, 2020

Muere el enemigo público número 1 de México que robó más de 20 bancos, cantó rancheras y se hizo cirugía plástica para no ser recocido

Alfredo Ríos Galeana también participó en películas, protagonizó tres fugas de la cárcel y su trayectoria fue inmortalizada en la cinta ‘Mexican Ganster’.

Alfredo Ríos Galeana, considerado el enemigo público número 1 en México en la década de los 80, murió el pasado mes de diciembre víctima de una sepsis, una infección de la sangre, en un hospital en el que estuvo internado varios días. A sus 69 años se encontraba cumpliendo una condena por homicidio en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el estado de México.

La figura de Ríos, también conocido como ‘Feyo’, ha sido inmortalizada incluso en una película, ‘Mexican Ganster’. Este hombre fue militar, policía, cantante de rancheras, extra de películas, árbitro de fútbol, campeón de boxeo y profesor de educación física. Pero por lo que es recordado es por encabezar una banda criminal que llevó a cabo una prolífica carrera delictiva asaltando bancos y realizando secuestros con fines económicos.

Su primer asalto bancario se produjo en 1978, cuando aún formaba parte del Barapem, una unidad pública dedicada a la vigilancia de la banca. A partir de entonces comenzó a componer su banda y a realizar atracos, que en toda su carrera sumarían entre 20 y 100 asaltos a entidades bancarias, según las fuentes.

También a partir de la década de los 80 se iniciaron sus encontronazos con la justicia. Detenido y encarcelado en 1981, conseguiría fugarse de la prisión un año después. En 1984 fue nuevamente arrestado y privado de libertad, aunque nuevamente volvió a fugarse. Su tercera detención en 1986 dio lugar también a su tercera y más sonada escapada, cuando fue ‘rescatado’ por un grupo de unas diez personas de la audiencia en la que estaba siendo juzgado.

Tras esos convulsos tiempos llegaron 19 años en los que desapareció. Se hizo cirugías faciales y se cambió el nombre para no ser reconocido, pero en 2005 fue capturado por la Policía de EE.UU. y posteriormente extraditado a México. En 2015 fue condenado por homicidio a 25 años de prisión en el penal de máxima seguridad del Altiplano.

Mas sobre el autor