Publicado sobre: Mie, Mar 11th, 2020

Informe del Departamento de Estado de EEUU indica periodistas dominicanos fueron golpeados y amenazados en 2019

El Departamento de Estado de Estados Unidos indicó en su informe que periodistas dominicanos recibieron ataques físicos y amenazas por haber denunciado supuestos grupos criminales y casos de corrupción en los medios de comunicación.

Según el informe de los Derechos Humanos publicado por el Departamento de Estado, en octubre del pasado año, un comentarista televisivo de la provincia Monte Plata informó que recibió amenazas debido a su cobertura crítica que realizó de las conexiones de políticos locales con narcotraficantes.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) informó que los periodistas dominicanos sufrieron ataques violentos por parte de militares y policiales de los funcionarios del Gobierno, particularmente al cubrir las protestas dirigidas por la sociedad civil.

Uno de los casos mencionados en dicho informe anual es el del comunicador Marino Zapete, quien fue despedido del programa “Jarabe de Zapete”, transmitido por Teleradio América, tras denunciar un informe de investigación alegando que la hermana del procurador general de la República Jean Alain Rodríguez, Maybeth Rodríguez, habría recibido contratos gubernamentales sin licitación por valor de 750 millones de pesos dominicanos.

“El programa demostró que en el momento en que se firmaron los contratos, la hermana estaba cobrando un salario como empleada del ministerio de Obras Públicas. El periodista alegó que su programa fue cancelado después de que el fiscal general llamó al dueño de la estación y amenazó con acciones legales. El 30 de septiembre, la Asociación de Periodistas realizó una conferencia de prensa denunciando la interferencia política para silenciar los informes sobre corrupción”, indica el informe.

Detalla que los periodistas tienen derecho a proteger la confidencialidad de sus fuentes, sin embargo los periodistas utilizaron  la autocensura, particularmente cuando la cobertura podría afectar negativamente los intereses económicos o políticos de los propietarios de los medios.

 

Mas sobre el autor