Publicado sobre: Lun, May 13th, 2019

Héctor Cabral fue expulsado de EEUU y condenado a restituir a víctimas en 2012

El cirujano plástico Héctor Cabral Guerrero, acusado ahora por la muerte de la madre de la instagramer Yatnna Rivera, en el año 2012 fue expulsado por tres años de los Estados Unidos, después de llegar a un acuerdo con la Fiscalía estatal para declararse culpable por un cargo de práctica ilegal en la medicina, siendo condenado a una multa de 5 mil dólares, ademas de retribuir con más 23 mil dólares a las víctimas que operó en un apartamento en El Bronx.

También fue condenado a 250 horas de servicio comunitario en la República Dominicana.

Con el acuerdo, Cabral evadió una sentencia de 20 años en una cárcel de Estados Unidos, cuando fue juzgado el 4 de abril del 2012 en la Corte Suprema Estatal de Manhattan, por la jueza Laura Ward.

Cabral acepto un acuerdo propuesto en ese entonces por el fiscal general del Estado, Erick Schneiderman, el cual fue criticado por las víctimas y por los observadores del proceso.

Una de las víctimas de Cabral, Erika Hernández, quien después de ser operada, murió 15 días después en una clínica de Santiago de los Caballeros, República Dominicana, pagó $6.000 dólares al galeno, quedando mutilada y con profundas heridas que le provocaron una fuerte infección, según versiones de sus familiares.

Hernández, quien tenía 31 años en esa época, viajó desde el New York a la clínica de Cabral en Santo Domingo en mayo de 2012, para una operación que le habría costado más de $15,000 dólaresi se la hubiese realizado en Nueva York, pero el cirujano se la cotizó en en seis mil. La misma incluyó una abdominoplastia, liposucción, lipo escultura y los implantes de glúteos.

Los parientes de la víctima dijeron que la cirugía, que estaba programada para durar siete horas, ni siquiera había terminado cuando la anestesia comenzó a desaparecer, y Hernández  se despertó por el fuerte dolor que estaba sintiendo.

Jennifer Torres, amiga de la fallecida y quien la acompañó a la operación dijo “Ella salió llorando y diciendo que le dolían las piernas.

“Después de 17 días de dolor insoportable y fiebre alta, ella murió el 29 de agosto en otra clínica en Santiago”, añadió.

Cabral, fue acusado originalmente de diez cargos por la práctica médica ilegal, ya que no tenía licencia para ejercer la medicina en el Estado de Nueva York, pero como parte del acuerdo las acusaciones se le redujeron a una.

Se desconoce si el cirujano, que también fue acusado de reclutar compulsivamente a docenas de mujeres en salones de belleza y spas en el Alto Manhattan y El Bronx, regresó posteriormente a Estados Unidos, después de su exclusión, a través de la cual firmó salida voluntaria, detalla el reporte de la Fiscalía.

El mismo relata que Héctor estaba interviniendo mujeres desde 2006 y fue arrestado en 2011.

Después de llegar a la República Dominicana, Cabral continuó su práctica, enfrentando también otras acusaciones por casos similares por mala práctica médica.

Según versiones, este examinaba a las mujeres, a veces dibujando en sus cuerpos con marcadores, y las animaba a visitar su Centro Internacional para Avanzados (CIPLA) en Santo Domingo.

Se estima que el 80 por ciento de las pacientes de cirugía plástica en la República Dominicana viven en Estados Unidos y otros países extranjeros. En 2003, numerosas mujeres regresaron de  Santo Domingo con infecciones bacterianas graves y desfiguradas, que requirieron meses de tratamiento con potentes antibióticos.

Después que nueve mujeres, siete de ellas dominicanas, residentes en Nueva York volvieron infectadas, el Departamento de Salud de la ciudad emitió advertencias en 2004 contra los viajes al país caribeño para hacerse cirugías.

Mas sobre el autor