Publicado sobre: Lun, Sep 30th, 2019

Forever 21 se declara en quiebra; planea cerrar hasta 178 tiendas

Forever 21, el emporio de ropa para adolescentes que vivió el auge y caída de los centros comerciales de Estados Unidos, informó el domingo que se había declarado en bancarrota.

La cadena dijo que presentará una moción para cerrar hasta 178 de sus más de 800 tiendas, aunque, en una carta a sus clientes, señaló que “las decisiones sobre qué tiendas nacionales se cerrarán están en curso, en espera del resultado de conversaciones continuas con los propietarios”.

“Sin embargo, esperamos que un número significativo de estas tiendas permanezcan abiertas y operen como de costumbre, y no esperamos salir de ningún mercado importante en Estados Unidos”, dijo la compañía.

Linda Chang, vicepresidenta ejecutiva de la compañía, dijo en un comunicado de prensa que presentar una declaración de bancarrota es “un paso importante y necesario para asegurar el futuro de nuestra compañía, lo que nos permitirá reorganizar nuestro negocio y reposicionar Forever 21”.

Forever 21 es el último minorista en tener problemas en medio de la creciente popularidad de las compras en línea que ha reducido el tráfico peatonal en centros comerciales y tiendas físicas. Los altos niveles de deuda y los costos de alquiler también han agobiado a los minoristas tradicionales.

En los últimos años, incluso los minoristas saludables han cerrado tiendas y los que luchan se han declarado en bancarrota.

“Los minoristas que dependen de la deuda para financiar su crecimiento siempre han sido particularmente susceptibles a la desaceleración”, dijo Greg Portell, socio principal en la práctica global de consumo y venta minorista de la firma de consultoría AT Kearney.

En lo que va del año, los minoristas en Estados Unidos han anunciado más de 8.200 cierres de tiendas, que ya superaron el total del año pasado de 5.589, según Coresight Research. Payless y Gymboree se declararon en bancarrota por segunda vez, cerrando casi 3.000 tiendas entre ellos.

Se espera que se cierren más locales de minoristas y que lleguen a 12.000 para fines de 2019, según una predicción de Coresight.

Forever 21 fue fundada en 1984 en una pequeña tienda de Los Ángeles por los inmigrantes surcoreanos Do Won Chang y su esposa, Jin Sook. La cadena se expandió rápidamente en centros comerciales suburbanos y atendió a niñas y mujeres jóvenes con una combinación de conceptos básicos de bajo costo. La compañía perfeccionó el modelo de moda rápida, atrayendo a los clientes con su mezcla de ropa actualizada con mayor frecuencia de lo que se ofrecía en grandes almacenes o marcas únicas.

“Recibimos nuevos productos todos los días. Con la mayoría de las tiendas de centros comerciales, generalmente es uno o dos días a la semana”, dijo un gerente de la tienda en 2001. “Siempre tenemos los estilos más nuevos”.

La cadena construyó tiendas enormes, como su buque insignia de cuatro pisos y 151 probadores en el corazón del Times Square de Nueva York. Y aunque muchos minoristas comenzaron a reducir su red de tiendas en los últimos años, Forever 21 siguió agregando locales tan recientemente como 2016.

Los minoristas tradicionales que se especializan en vender ropa a adolescentes y adultos jóvenes han tenido problemas en los últimos años. los ciclos de la moda se acortan y los compradores más jóvenes cambian del centro comercial a las compras en línea.

“La combinación de la moda rápida y la aceleración de las velocidades de la cadena de suministro han exacerbado ese riesgo al aumentar las posibilidades de que un minorista lea mal las tendencias y pierda múltiples ciclos de tendencias”, dijo Portell.

Wet Seal, American Apparel y Delia se declararon en quiebra y cerraron todas sus tiendas durante los últimos cinco años. Aeropostale se declaró en bancarrota en 2016, pero ha mantenido abiertas algunas tiendas. Charlotte Russe también se declaró en bancarrota este año.

Muchos minoristas han tenido problemas después de haber sido comprados por empresas de capital privado o fondos de cobertura, que acumularon deudas. Forever 21, por el contrario, todavía es propiedad de sus fundadores.

Forbes enumera a Won y Chang con un patrimonio neto de 1.500 millones de dólares, y la propia empresa con ventas anuales de 3.400 millones de dólares y 30.000 empleados.

Mas sobre el autor