Publicado sobre: Mie, Abr 24th, 2019

Defendieron la patria en el 65 y hoy mueren de hambre

Para los constitucionalistas es garrafal que luego de exponer sus vidas y las de sus familias para defender la Constitución los diferentes gobiernos dominicanos no hayan puesto sus ojos en los derechos que les corresponden, lo que ha provocado que muchos de ellos lleguen al punto hasta de morir y es que a pesar de sus deterioradas edades, no tienen ni siquiera acceso a un servicios de salud digno.

Con sus rostros ya cansados previo a depositar una ofrenda floral con motivo de la fecha en el altar de la patria, narraron como en medio de las precariedades no escatimaron esfuerzos para restaurar el gobierno dominicano, también lamentaron que en los estudiantes no conozcan esa historia.

La Guerra Civil Dominicana de 1965 constituye uno de los hechos más relevantes en la historia reciente de la República Dominicana. El conflicto se inicia cuando un grupo de oficiales jóvenes se propone restaurar el gobierno constitucional del destituido presidente Juan Bosch, primer gobierno elegido democráticamente en las urnas tras el ajusticiamiento del dictador Rafael Leonidas Trujillo.

El profesor Juan Bosch es derrocado siete meses después de haberse juramentado como presidente constitucional de la República (el primer Presidente electo democráticamente luego de los 30 años de la dictadura Rafael Leonidas Trujillo), el 24 de septiembre de 1964, por una facción de las Fuerzas Armadas liderada por Elías Wessin y Wessin. Esto sucede tras la promulgación de la Constitución de 1963, que establecía, entre otras cosas, la libertad religiosa y de expresión, la libertad política, el derecho a la vivienda, la igualdad entre hijos naturales y los nacidos bajo matrimonio, así como el retorno de los disidentes políticos y exiliados durante el régimen trujillista.