Publicado sobre: Vie, Oct 5th, 2018

Buscan un antiveneno especial contra mordedura de serpiente

Científicos estudian un antiveneno experimental contra las dendrotoxinas de la serpiente venenosa más temida del mundo, la mamba negra.

Uno de los principales investigadores, Andreas Hougaard Laustsen, profesor asociado en la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU, por sus siglas en inglés), opina que estos hallazgos, publicados recientemente en la revista Nature Communications, pueden conducir a un cambio de paradigma en el tratamiento de mordeduras de serpiente.

“El salto adelante en nuestros experimentos es que utilizamos un método biotecnológico para encontrar y luego propagar anticuerpos humanos en el laboratorio para permitir su uso en el tratamiento del envenenamiento experimental de la mamba negra. El método que empleamos puede usarse para descubrir anticuerpos humanos en el laboratorio, simulando el sistema inmune humano, para que podamos evitar inyectar a los pacientes con veneno de serpiente para impulsar los anticuerpos mediante inmunización”, ha explicado Hougaard, citado este jueves por el portal español infosalus.

A juicio del experto, todavía llevará muchos años que la producción de antiveneno basado en anticuerpos humanos esté lista para salir del laboratorio. “Hemos demostrado que es posible producir un antiveneno experimental basado en humanos contra toxinas importantes de una especie de serpiente, la mamba negra. Antes de que las pruebas clínicas del antiveneno en humanos tengan sentido, es relevante desarrollar más anticuerpos para el antiveneno con el fin de darle un espectro más amplio contra varios tipos de veneno de serpiente”, plantea Hougaard Laustsen.

Por llegar a este objetivo, los investigadores están trabajando para desarrollar un antiveneno contra varias especies de serpientes. Si la investigación es exitosa, un médico podrá usar el antiveneno también en los muchos casos de mordedura de serpiente donde se desconoce la especie de serpiente. Esto puede salvar muchas vidas, no solo en África, donde se puede encontrar la mamba negra, sino en todo el mundo.

Más de 100 000 personas mueren anualmente por envenenamiento por mordedura de serpiente, y muchas más están discapacitadas. Dado que la mayoría de las mordeduras de serpientes ocurren en áreas pobres del mundo, esta no es un área de enfoque principal para las compañías farmacéuticas. Con el fin de atraer más atención y más fondos al área, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2017 añadió las mordeduras de serpientes a la lista de enfermedades tropicales desatendidas.

 

Hispan TV

Mas sobre el autor